30/3/10

Un dormitorio de niños debe ser un espacio alegre, donde los chicos puedan jugar libremente y nosotros podamos estar tranquilos que están en un espacio seguro. Por ello, debemos prestar atención al elegir los materiales para el equipamiento y decoración. La clave es tomar conciencia que el usuario es un niño y no un adulto.

Desde el momento del nacimiento hasta los 3 años, el cuarto del bebé debería ser un espacio "blando". Esto significa un lugar que esté preparado para las caídas, y los golpes propios de esta etapa.

Alfombras con bajo-alfombras, que inclusive podrían subir por las paredes hasta 1 metro de altura. Evitar las aristas y bordes filosos. Almohadones blandos, sin botones y cierres a la vista, osos de peluches y colores primarios, son recomendables para esta etapa.
Evitar superficies de vidrio crudo y, en caso de ventanas con balcón, podremos recubrirlas con films o colocar vidrios de seguridad.
En cuanto a los marcos de fotos, tapas de mesas u otros objetos que pudieran tener vidrio, podremos reemplazarlo por acrílico transparente.


Al instalar artefactos de luz, intentar que ellos sean de baja tensión. Hoy en día esto se puede lograr colocando transformadores o artefactos de bajo voltaje, incluyendo leds. También se debe evitar lámparas de mesa o cables al alcance de la mano. Es preferible tener lámparas de techo o de pared que estén fuera del alcance de los más chicos.


diseño, decoracion, interiores, dormitorios-infantiles

Entre los 4 y 5 años podremos plantear su primer cuarto de niño o niña. En esta etapa, les encantan los muebles o elementos hechos a su escala: sillones o mesitas con sillas son muy apropiados e ideales para mirar la tele, jugar con masa o colorear.

El dormitorio de un chico debe ser su lugar en la casa, el espacio donde él se sienta libre para expresarse y jugar. Por ello es recomendable sectorizar este espacio, para que puedan realizar diferentes actividades manteniendo, a la vez, alguna pauta de orden.

diseño, decoracion, interiores, dormitorios-infantiles

Podremos dejar un espacio en las paredes, para que pueda dibujar; para ello se puede utilizar una superficie de pizarra o esas placas que se usan para los pizarrones de marcadores. El corcho es otra opción para pegar dibujos con plastilina, sin estropear la pared.

diseño, decoracion, interiores, dormitorios-infantiles

A partir de los 6 años cuando ya entra en edad escolar, además de jugar y dormir, necesitara un escritorio para realizar sus tareas. A los chicos les encanta trepar, tener escondites, saltar y por ello es bueno que tengan esa opción dentro de su cuarto.
Camas cuchetas con escaleras, escondites, puertas trampa y diferentes espacios de guardado. En esta etapa, el niño debe participar de la decoración de su cuarto, ya que es su lugar de pertenencia dentro de la casa, y debe reflejar su personalidad e identidad.

diseño, decoracion, interiores, dormitorios-infantiles




FUENTE: BLOGYDECO

0 comentarios:

Publicar un comentario