14/4/19

Se trata de una casa de vacaciones. La propuesta busca mimetizarse tanto con su entorno natural como con el construido y se utilizaron los materiales típicos de la mayoría de las casas de la zona: ladrillo a la vista y tejas. Conceptualmente la casa es un gran techo a dos aguas bajo el cual se proponen todos los ambientes de uso.





Como si fuera un árbol, la edificación de una planta con techo a dos aguas, ladrillo a la vista y maderas de cedro boliviano, pino envejecido y quebracho, usadas estrategicamente se funde en el paisaje.





Alli una familia de 10 miembros entre padres, hijos y nietos descansan tanto en invierno como en verano.



Esta vivienda diseñada por el estudio de arquitectura Castiglione-Finkelstein, se destaca por su galeria con parrilla y sus ambientes luminosos y flexibles.








La parrilla ubicada en la galería se relaciona con la cocina a travez de una ventana pasa-platos con una barra de madera.



Orientada al contrafrente la suite principal goza de importantes vistas al bosque.






Next
Entrada más reciente
Previous
Entrada antigua

0 comentarios:

Publicar un comentario