17/8/13

La atracción de la joven diseñadora francesa Ionna Vautrin hacia la cultura japonesa se ha convertido en el “leit-motiv” para crear esta pequeña lámpara de sobremesa, a la que ha bautizado con el nombre de Doll(“muñeca”). Producida por la firma Foscarini, para quien Vautrin ya ha diseñado dos modelos más de lámparas (Binic y Chouchin), el origen de las formas cálidas y amistosas de esta nueva luminaria hay que buscarlas en las tradicionales muñecas japonesas: las Kokeshi Dolls.

Lampara Doll - Ionna Vautrin

En Doll, a la sensibilidad y creatividad que Ionna Vautrin muestra en todos sus diseños se suma la aportación tecnológica de la firma de iluminación italiana. Los dos cuerpos que componen esta “muñeca de luz” están hechos de dos materiales diferentes, que forman parte de la historia de Foscarini: el vidrio soplado y el policarbonato. Los dos volúmenes están separados por un anillo oscuro que actúa, además, como soporte de la bombilla.

Lampara Doll - Ionna Vautrin

Lampara Doll - Ionna Vautrin

Mientras el vidrio soplado aporta una luz natural, cálida y brillante, el plástico de la base cilíndrica añade la nota más personal a través del color: verde, gris, marfil y rojo. La lámparita tiene unas medidas de Ø 16,5 x 22 h cm y puede llevar bombilla halógena y fluorescente.

Lampara Doll - Ionna Vautrin

Via:www.interioresminimalistas.com