7/6/11

Un artista plástico y su mujer renovaron una casona antigua y le dieron un nuevo significado, el de un hogar-atelier.





decoracion, interiores, muebles
El living está organizado con una Chaise longue y un sillón de tres cuerpos


decoracion, interiores, muebles
En el living, dos puf cubiertos por cueritos de cordero



decoracion, interiores, muebles
La mesa de trabajo, de 3x0,90m tiene tapa de madera maciza de 3cm y se apoya sobre patas rectas de acero inoxidable.



decoracion, interiores, muebles
Las cajas de madera que sirven para enviar obras a muestras de todo el mundo ya forman parte de la decoración.



Jorge Caterbetti es un artista plástico que no se conforma con los pinceles: trabaja con objetos que busca en la calle, con metales, crea instalaciones y mobiliario urbano. Tampoco se queda quieto en su atelier: dirigió dos películas, Anhua y Heredios o la razón, de animación digital, e hizo talleres de arte para chicos de la calle.




decoracion, interiores, muebles
El taller de Caterbetti tiene el estilo de los lofts de los años 80, con pisos de madera, paredes de ladrillo a la vista y un entrepiso que funciona como depósito




decoracion, interiores, muebles
En el comedor, cuadros de Caterbetti, la mesa principal pintada de blanco y sillas con faldón tapizadas en gobelino antiguo




Otro sello de la obra de Caterbetti es que perfora los materiales con alfileres o los quema con fuego, pero no lo hace para destruir sino para darles un nuevo significado. Algo parecido puede decirse que hizo con su hogar, la casa-atelier de 400m2 que comparte con su mujer, la diseñadora Mónica Pallone. Durante veinte años, la pareja recicló el diseño de esta construcción que, a pesar de las transformaciones, mantiene firme una constante: vivir rodeados de arte.





decoracion, interiores, muebles
La instalación Emperatriz, de Caterbetti, realizada sobre una mesa de luz antigua revestida con reproducciones de los envoltorios de esa marca de alfileres.



decoracion, interiores, muebles
En un sector del entrepiso, dos sillones en pana. Aquí se destacan detalles de la construcción original que conviven con los pisos más nuevos.




QUÉ SE HIZO




Inicialmente, esta casona estaba integrada por tres departamentos y Caterbetti ocupaba el del medio.
En los 80, cuando se casa con Mónica, incorporan un departamento más. En esos años, la casa tenía estilo loft, con puentes y entrepisos, paredes de ladrillo a la vista y pisos de cemento.




decoracion, interiores, muebles
En el dormitorio, el respaldo de la camaestá hecho en cuero de vaca y la cómoda de madera es idea de la dueña de casa y de Inés Caeiro.




decoracion, interiores, muebles
En el baño, el diseño de la mesada y las bachas dobles también son de Inés Caeiro.



Se usó vidrio doble para la entrada al hidromasaje





Al adquirir un tercer departamento, pueden crear un patio que funciona como pulmón verde y les da una entrada independiente al atelier y a la vivienda.
Para dar más amplitud a los ambientes, generar una circulación más fluida y realzar los detalles originales, la pareja retira los puentes, achica el entrepiso y le da más intimidad a la suite. Además, pintan de blanco las paredes, eliminan la bovedilla y cambian el cemento de los pisos por madera de viraró.




decoracion, interiores, muebles

decoracion, interiores, muebles

decoracion, interiores, muebles

decoracion, interiores, muebles

decoracion, interiores, muebles
Después de transitar por el pasillo de entrada a la casa, se llega al patio con piso de cerámica roja, donde está la entrada independiente al taller de Caterbetti




Producción: Romina Piovano Fotos: Santiago Ciuffo Texto: Viviana Álvarez.
Via: www.espacioliving.com




FUENTE: BLOGYDECO

0 comentarios:

Publicar un comentario